¿Qué nos deja Wodapalooza?

Luego de tres días de competencia, y de ver con orgullo a un equipo de tres costarricenses, y un atleta en categoría individual, representarnos en una competencia del más alto nivel, nos toca hacer un análisis y ver que enseñanzas nos quedan, acá les dejo tres puntos que considero importantes:

Primero: sí se puede

Lo primero es saber y entender que tenemos con qué, “creérnosla”. Un equipo de tres costarricenses compitieron durante 3 días, contra 60 equipos del resto del mundo, y finalizaron en un excelente cuarto lugar, eso habla bien del nivel en el país y nos debería motivar a buscar más, y pensar en qué se pueden lograr cosas mucho mayores.

Segundo: oportunidad para crecer

Lo alcanzado por CFA 506 en Wodapalooza es impresionante, y digno de admirar, pero debemos poner las cosas en perspectiva. Analicemos las categorías y los resultados de los costarricense, desde la etapa de clasificación.

Un equipo femenino, conformado por tres de las mejores atletas de Crossfit del país, finalizó en el puesto 106 entre 169 equipos en categoría RX en la etapa de clasificación.

En masculino, en categoría intermedio, ya conocemos el resultado de CFA 506, además de ellos, en la etapa de clasificación estuvieron otros cuatro equipos, que finalizaron en los puestos 469, 476, 533 y 551 entre 589 equipos participantes.

En individual, en categoría intermedio siete costarricenses realizaron la fase de clasificación completa, y finalizaron en los puestos 91, 301, 437, 514, 550, 604 y 728 y no lograron clasificar a la competencia en Miami. Walter Quesada, quien terminó en el puesto 604, luego se inscribió en categoría escalado y compitió en Miami. En femenino lo finalizaron dos nacionales, y finalizaron en los puestos 128 y 149.

¿Estos resultados los podemos ver cómo buenos o malos? Creo que los debemos ver como una oportunidad para mejorar, para entender y ubicarnos en que nivel estamos como país, y en qué nivel están nuestros mejores atletas al enfrentarse a competidores de otros países y otras regiones.

Tercero: ¿Qué sigue?

Analizando los dos puntos anteriores, lo que nos queda es seguir, buscar más y mayores retos para los atletas nacionales, traer competidores de alto nivel a las competencias en Costa Rica, que nuestros atletas salgan a más competencias internacionales. Que atletas de afuera vengan a competir acá no lo debemos ver como que vienen a llevarse los podios, lo debemos ver como la oportunidad competir a un nivel alto, y obligarnos a alcanzarlos.

Como actividad deportiva relativamente nueva, los logros actuales del Crossfit nacional son importantes, pero debemos ir por más. Hace unos años no nos imaginábamos a ciclistas ticos ganando etapas en el Giro de Italia, o quedando segundos en un mundial, ni nos pasaba por la mente ver a la selección de fútbol jugando un quinto partido del mundial, y ya vimos que sí se puede.

Ojalá y entendamos que tenemos que trabajar juntos, que debemos buscar el bien común sin egos ni envidias, y solo así, podremos ir dando los pasos necesarios para que Costa Rica tenga atletas que compitan al más alto nivel.

Federico Castillo – Editor NoRep Magazine