Opinión: Comunidad vs Competencia

Llevamos tres semanas del open 2020, tres semanas del segundo open desde que el ganador de cada país tiene un cupo asegurado a los Crossfit Games. ¿Qué cambios ha generado esa decisión de Crossfit de invitar a los campeones nacionales al “Mundial” de nuestro deporte?

Lo principal que este cambio nos ha dejados, es que ha sacado a muchos atletas de sus zonas de confort al darles algo por qué luchar, obligándolos a mejorar su nivel, y sacando así lo mejor de muchos de ellos. Desgraciadamente también ha sacado lo peor de algunos, que ven la competencia con malos ojos y desacreditan sus resultados.

Eso nos lleva a pensar en la relación entre comunidad y competencia, y sí una deja de existir con la otra. ¿Tenemos realmente una comunidad de Crossfit tan fuerte y unida en Costa Rica? ¿Es la comunidad lo suficientemente fuerte para mantenerse a pesar de la competencia? ¿Es la competencia lo suficientemente sana para beneficiar a la comunidad?

En 3 semanas, los campeones nacionales del Open 2019, Marisol Umaña y William Sánchez, se ubican nuevamente de primeros en la lucha por revalidar su título, esta vez William con un rendimiento muy alto, que lo ubica (hasta el 20.3), entre los mejores 100 atletas del mundo. Y eso es lo que nos motiva a escribir este artículo.

Hemos visto y oido en redes y en boxes, varios comentarios sobre el rendimiento de William específicamente. y lejos de ser comentarios alegres o positivos por su buen rendimiento y por su mejoría, son comentarios negativos dedicados a dudar y criticar. Mismos comentarios que escuchamos en la graderías de las competencias en el país cuando no gana nuestro favorito, criticando, minimizando y tachando al ganador de turno ¿Tanto nos asusta que un tico en el extranjero nos demuestre que aún nos falta mucho por mejorar? ¿Cómo nos deja como comunidad estar dudando y minimizando los avances de los demás?

En el 2018 Marisol Umaña salió a México a buscar un roce diferente y Katherine Bogantes fue a competir a regionales. A principios de este año, 3 ticos, José Moya, Marvin Salazar y Derek Adams, nos representaron con un gran equipo en Wodapalooza. Cuando ellos finalizaron su participación, escribimos por acá que precisamente ese era el roce y la exposición que necesitaba el Crossfit de Costa Rica para crecer, y ellos lo están demostrando, Marvin y Derek se ubican en el top 5 del open (Moya no es parte de este open). ¿No es ese entonces el camino, competir en vez de criticar? ¿No se han dedicado en los últimos años las mujeres en este país a mejorar viendo a Marisol Umaña como la figura a imitar y a vencer, siempre con sana competencia?

Yo sigo creyendo que la comunidad en Costa Rica es fuerte, y que aparte de algunos comentarios negativos, la mayoría nos apoyamos, y eso se demuestra en actividades como el announcement del 20.1 en Morpho Crossfit, cuando varios atletas se unieron para hacer el workout junto a Mohamed Elomda, fittest en Egipto. O cuando vemos a atletas de distintos boxes que se unen para entrenar y exigirse juntos, para aprender uno del otro, o se unen para hacer equipo y competir a un nivel más alto.

Ojalá enfoquemos nuestros esfuerzos en entrenar, en competir, en mejorar, no solo yo, sino mejorar todos, ayudarnos entre todos, y crecer como comunidad, en vez de dedicarnos a criticar, dudar y minimizar. La competencia es buena, es la única manera que tenemos de medirnos constantemente, encontrar debilidades y mejorar, pero si confundimos la competencia con envidia y resentimiento, nos estancamos.

Adelante William, adelante Marisol, adelante todos los que siguen creciendo y luchando, que el nivel que ustedes demuestran nos motiva a seguir creciendo.

Por: Federico Castillo