Cuerpo Fuerte pero Mente Débil

¿Nos pasa que vamos a entrenar y nos sentimos bien físicamente pero mentalmente somos los mismos?

Llenamos muchas de nuestras inseguridades físicas pero lo que está dentro de nuestra cabeza queda igual o talvez hasta crece más. Esto es algo que muchos talvez no llegan a correlacionar dentro del medio del fitness. Estamos tan enfocados en la estética, en perder grasa, en subir músculo o en mejorar nuestro rendimiento. ¿Pero será que enfocamos un poquito de tiempo en mejorar nuestras capacidades cognitivas?

El empezar a definir por qué actuamos de la manera en que los hacemos es uno de los primeros pasos, es decir lo que me lleva a realizar ciertas conductas y a evitar otras. Si empiezo a conectar lo que pienso con lo que hago mi manera de procesar la información va a cambiar bastante. Si algo me cuesta o me hace sentir incómodo lo ideal sería intentar de mejorarlo todos los días, no evitarlo.

Nuestros pensamientos de autodestrucción deberían quedar en la mente, pero los de mejoría deberían traducirse en acciones y esa es la diferencia entre las personas que se estancan o caen y las que siempre buscan prosperidad en los tiempos más difíciles. Por supuesto hay casos más serios en los que no están fácil traducir está última tarea, pero si contamos con una buena salud mental nuestros esfuerzos tiene que dirigirse a cumplir este supuesto. Hay muchos talvez y deberíamos en nuestra mente, pero pocos lo voy a hacer. Seamos personas proactivas y utilicemos nuestros pensamientos en producir acciones que nos beneficien a los demás y a nosotros mismos.


EMBRACE The Mental Effect – Facebook – Instagram