Rehabilitación de lesiones y vuelta al entrenamiento

En las actividades del día, así como al realizar deporte podemos llegar a sufrir una lesión que nos puede hacer poner en pausa la actividad deportiva o a modificar el entrenamiento según el padecimiento. El objetivo de la fisioterapia es buscar reparación y movimiento, evitar atrofiar  y volver a la práctica deportiva en las mejores condiciones.

¿Cuál es el tiempo de recuperación de lesiones? ¿De qué depende la mejoría y cuándo puedo volver a entrenar?

La lesión es el daño de un tejido de nuestro cuerpo y la mejoría dependen de varios factores:

  • Tipo de lesión: Si el daño es ligamentoso, muscular, tendinoso, nervioso ó a nivel óseo la recuperación es diferente.
  • Etapa de atención de la lesión: Entre más aguda (nueva) es la lesión mejor pronóstico y tiempo de recuperación.
  • Grado de la lesión: Las lesiones se clasifican en grados según la severidad y dependiendo de esto, así será el tratamiento.
  • Mecanismo de lesión: si la lesión se dio por un trauma directo ó si se ha ido generado con el tiempo por movimiento repetitivo, exceso de ejercicio, carga muscular o sedentarismo.
  • Un diagnóstico claro: Es súper importante, de esto depende el plan de tratamiento. En algunos casos antes de proceder a una cirugía se trabaja con fisioterapia y si no se ve un resultado positivo en un plazo determinado de sesiones lo mejor es reevaluar y replantear el tratamiento, siendo la cirugía una opción.
  • Si se ha seguido las indicaciones sugeridas por el fisioterapeuta: Reposo indicado, modificación de ejercicios, realizar los ejercicios o estiramientos indicados.

Tipo de lesiones:

  • Lesiones Musculares:

Son las más rápidas en regenerarse, responden bien a la carga, en reposo lo hace perder flexibilidad y capacidad oxidativa. Se necesita un mínimo de 2 meses para hacer cambios reales en el músculo. El dolor muscular por sobrecarga de ejercicio es de 0 a 3 días.

Desgarro muscular

Grado I: 0 – 2 semanas

Grado II: 4 días – 3 meses

Grado III: 3 semanas – 6 meses

  • Lesiones ligamentosas:

Hay poca vascularización y un metabolismo muy lento. Los discos intervertebrales entran en eta categoría. La descarga de peso ayuda a la recuperación. La recuperación es por cicatrización y no por regeneración, por lo que el tejido no vuelve al 100%.

Esguinces:

Grado I: 0- 3 días

Grado II: 3 semanas – 6 meses

Grado III: 5 semanas – 1 año

Injerto de ligamento: 2 meses- 2 años

  • Lesiones tendinosas

Es importante realizar descargas de peso en la zona regularmente, dosificarla e ir aumentando progresivamente.

Tendiniopatía: 3-7 semanas. Inflamación en zonas que rodean al tendón.
Tendinosis: 3-6 meses. Degeneración del tendón sin proceso inflamatorio.

Ruptura: 5 semanas – 6 meses

  • Lesiones Oseas

El ejercicio nos ayuda a aumentar el contenido mineral, se puede iniciar con ejercicio isométrico, una vez creado el callo óseo en la zona, se vuelve más fuerte de lo que era, la consolidación puede tomar entre 5 semanas y 3 meses.

En muchas ocasiones el atleta quiere tratamientos rápidos y de efectividad instantánea cuando en realidad hay que respetar los tiempos de cada lesión.

Tratamiento a realizar:

  • Tratamiento conservador (100% fisioterapia, no hay cirugía): 

Las sesiones se enfocan en reparar tejido, requiere de tiempo, son varias sesiones, y se busca recuperar movilidad y fuerza, por lo que se trabaja con equipo y tecnología, terapia manual, ejercicios entre otras técnicas. También es importante mantener la actividad física y limitar solamente el ejercicio o movimientos que puedan afectar la lesión, informando bien al atleta y al coach sobre las contraindicaciones y el enfoque especial que debería de tener.

  • Tratamiento Invasivo o Quirúrgico:

Hay casos en que el daño de la lesión y tejido requieren de intervención quirúrgica seguido de la rehabilitación.

El periodo de reposo puede variar según lo que recomiende el médico ortopedista (8 días- 22 días) entre antes se inicie la rehabilitación, mejor y más rápida será la rehabilitación.

La rehabilitación debe ser lo más activa posible, progresiva en movimiento y fuerza, considerando siempre los tiempos de cada etapa, de curación y reparación de tejido así como las restricciones y contraindicaciones.

De vuelta al deporte:

Una vez recuperada la movilidad y fuerza, se puede iniciar el entrenamiento. Se informa tanto al atleta como al coach las indicaciones para tomar en cuenta en la programación y plan de entrenamiento; en qué debería enfocar y qué aún no debería realizar y cuando se puede progresar a otros ejercicios.

Finalmente el atleta deberá seguir un mantenimiento con el fisio, ya sea por carga muscular, algún dolor residual para evitar retroceder la mejoría y prevenir volver a lesionarse. La meta final es la reincorporación total al deporte, recuperación de condición física y destrezas.

IMPORTANTE TENER EN CUENTA: La recuperación de una lesión es un trabajo en equipo del atleta y el fisioterapeuta, se requiere de la colaboración en las indicaciones, además de paciencia ya que es un proceso de rehabilitación por lo que la constancia es muy importante.

Referencias:
slideplayer.com/ understanding and managing the healing process through rehabilitation
accessphysiotherapy.mhmedical.com

Licda. Carolina Jiménez Bresciani
Fisioterapia La Granja
4081-7966 / fisiolagranja@gmail.com
FacebookInstagram